La derecha mediática rebuzna, pero calla cuando nos envenenan

Elvis Mendoza Mendoza

Algunos sectores de la derecha y sus medios de comunicación asumen como única agenda vacar a un presidente que ellos consideran un peligro para sus intereses de grupo. Con tal de seguir conservando el statu quo,son capaces de obstruir cualquier reforma política legítima a favor de los invisibilizandos, los excluidos, las víctimas de las multinacionales extractivistas y del sistema neoliberal. Son capaces de transgredir los principios e instituciones democráticos hasta el punto de deslegitimar la voluntad soberana del pueblo y sus posibilidades de cambiar el orden legal constitucional vigente.

El afán obstruccionista de la mayoría parlamentaria de la derecha no solo genera graves daños a la economía del país, sino también genera una crisis sistemática del Estado neoliberal deficiente. La contaminación ambiental es constante en algunas poblaciones originarias amazónicas y andinas, pero como no sucede en Lima o en las grandes urbes, no es noticia. Por eso, muchos no nos enteramos igual que el impacto mediático que tuvo el derrame de combustible ocasionadas por Repsol en Ventanilla.

Sin embargo, prima la indiferencia y la falta de empatía, esta se refleja en las poblaciones vecinas que no colaboran en tantas protestas que vienen realizando las poblaciones afectadas directamente, asimismo, prima la indiferencia en las organizaciones ambientalistas (y animalistas). Siempre está presente la agenda de calar mediáticamente la opinión pública a su favor, invisibilizando y postergando la solución urgente de grandes y graves problemas, entre ellos, mineros-ambientales.

Por ello, más que una opción, consideramos que es nuestra obligación visibilizar lo que el poder mediático empresarial invisibiliza. Por ello, no nos limitamos a lo que nos cuentan los medios tradicionales, sino como decía Fornet-Betancourt (2009), expresarnos nuestros fundamentos desde la autoridad de la contextualidad, para así hacer escuchar nuestras voces y demandas. Por eso, es nuestro deber mostrar lo que el poder mediático calla de los pasivos ambientales que vienen generando las grandes empresas mineras formales (igual o peor, los informales), que tanto el poder mediático de la derecha defiende sus políticas extractivas sin control necesario, bajo el fundamento del libre mercado.

Existen muchas empresas irresponsables ambientalmente, sin embargo, asumimos la obligación de alertar de una más grave en el sur de nuestro país. Es la que desde hace más de una década y en estos mismos momentos viene (y sigue) derramando relaves mineros sin que el Estado neoliberal pueda hacer algo más, no solo para determinar responsabilidad sino también hacer cumplir las sanciones que impone y exigir coactivamente el cumplimiento de las remediaciones ambientales de manera urgente en la cuenca del Rio Coralaque, el cual, además, es afluente del Rio Tambo que irriga todos los valles y una de las más fértiles zonas para la producción agrícola en el sur del país.

Nos referimos precisamente a la empresa minera formal Aruntani S.A.C., que viene creando graves daños ambientales con los relaves mineros y con consecuencias letales para toda la biodiversidad que encuentra a su paso el rio contaminado; asimismo, generando una pérdida en la actividad agrícola, ganadería, pesca, etc. de las poblaciones de la cuenca, en las regiones de Puno, Moquegua y Arequipa, siendo las dos últimas las más afectadas que comprende varios distritos como Chojata, Ubinas, Matalaque, Quinistaquillas, Omate, La Capilla y otros distritos en el Valle del Tambo de la región Arequipa. Este proyecto minero denominado Florencia Tucari es a tajo abierto y ubicado en las cabeceras de la cuenca del rio Coralaque, en los territorios limítrofes de las regiones de Puno y Moquegua.

Al respecto, según el portal periodístico Convoca, refiere que existe reporte en base a un estudio realizado entre los años de 2018 y 2019 por el personal de salud del Gobierno Regional de Moquegua, del cual se informa que se tomaron muestras en 29 pobladores del Centro Poblado de Pachas del distrito Chojata, de los cuales 19 tenían concentraciones que superan el valor referencial de arsénico (Orihuela, 2021). Asimismo, el portal periodístico, refiere que en un estudio realizado por el mismo sector (Salud), de un total de 26 niños analizados, todos tenían arsénico en la orina (Orihuela, 2021). Existen desde varios años, numerosos reportes en base estudios realizados por las poblaciones afectadas, pero de parte del Estado prima la inacción y la pasividad frente los problemas mineros-ambientales, dado que tampoco las protestas de las poblaciones afectadas pudieron lograr el impacto necesario para que sus demandas sean atendidas.

Mientras las empresas extractivas abusan y nos envenenan en complicidad y pasividad del Estado frente al gran empresariado, las víctimas de las políticas neoliberales (extractivistas) parecen seguir siendo postergadas y privadas de sus medios de vida como del tan elemental recurso hídrico.

Por tanto, la contaminación del rio Coralaque no es invento ni imaginación de nadie, cualquiera que se aproxime al lugar podría corroborar por el color (entre amarillo y naranja) que se ve todos los días y las huellas que deja en las piedras y rocas de la orilla del río, las mismas, se pueden corroborar en tantos reportes y estudios realizados por diferentes instituciones, entre ellas, las que se ha mencionado en el párrafo anterior.

Otra de las evidencias de contaminación fue demostrada mediante varios informes realizados por el Organismo de Evaluación y Fiscalización Ambiental (OEFA), en los años 2016 y 2017 (Orihuela Quequezana, 2021). Estos informes revelaron que la contaminación afecta toda la cuenca del río Coralaque y del río Tambo que es generada por el proyecto Florencia Tucari. Los análisis del estudio evidenciaron altos niveles de metales pesados, como arsénico, cobre, hierro y zinc que han vuelto ácidas las aguas. Por ello, la empresa ha sido sancionada trece veces por la OEFA, entre los años 2010 y 2020, de las cuales tres no han sido reconocidas por la empresa contaminadora.

Aruntani S.A.C. es un grupo empresarial que conglomera más de 15 empresas. Según la propia versión de su fundador, este grupo brinda “todos los servicios que requiere la minería, desde exploración hasta refinación de metales pasando por el desarrollo de proyectos, la construcción y la operación de minas” (Del Castillo, 2014, parr. 10) y en otros rubros distintos a la explotación minera como la construcción de plantas metalúrgicas (y/o metal-mecánica) (Del Castillo, 2014, parr. 10). Es además considerada una de las principales empresas auríferas del Perú, la segunda después de Buenaventura de Roque Benavides, el principal financista de las campañas electorales del fujimorismo. Su secreto, como de otras de gran rentabilidad, es conglomerar varias empresas para monopolizar los diferentes servicios en la actividad minera, esto en un Estado débil que permite estas prácticas empresariales.

Su fundador y presidente hasta su fallecimiento fue Guido Del Castillo Echegaray, un ingeniero reconocido como “mecenas” por el Instituto de Ingenieros de Minas del Perú (IIMP), Honoris Causa por la Universidad Nacional de Ingenieras (UNI) y homenajeado tras su deceso por el Ministerio de Cultura como el amante de las culturas (Ministerio de Cultura, 2020). Y, precisamente, por coleccionar reliquias mineras y arqueológicas, fundó un museo con el nombre de su difunto hijo, denominándolo Museo de Minerales Andrés Del Castillo. Un proyecto personalísimo que tenía el propósito de crear una imagen de amante de las culturas, pero invisibilizando los gravísimos daños ambientales que venía generando en las comunidades, las poblaciones altoandinas y valles en las regiones mencionadas. Sin embargo, las diferentes distinciones a su principal representante de la empresa contaminadora explican claramente que poco o nada les interesa la integridad de sus “distinguidos ilustres” a las instituciones premiadoras como el IIMP, la UNI y al mismo Ministerio de Cultura.

Por más que sea laureado y considerado como el supuesto amante de las culturales originarias, no es garantía de respeto a los pueblos y comunidades, tampoco es garantía de respeto a los medios naturales y ambientales de los pueblos. Por el contrario, el accionar y la codicia de los empresarios mineros, irresponsables ambientalmente, implican un riesgo mortal, incluso, para las vidas humanas.

Mientras las empresas extractivas abusan y nos envenenan en complicidad y pasividad del Estado frente al gran empresariado, las víctimas de las políticas neoliberales (extractivistas) parecen seguir siendo postergadas y privadas de sus medios de vida como del tan elemental recurso hídrico. En tal sentido, la derecha y sus medios no solo demuestran indiferencia sino silencian e ignoran el clamor de los invisibilizandos y los considerados los “nadies” del sistema. Es oportuno hacernos autocrítica, dado que la actitud de la indiferencia tampoco esta ajena en nosotros, es necesario seguir denunciando e involucrarnos, dado que está en peligro la salud de muchas vidas, incluso, vidas humanas.

Referencias bibliográficas

Fornet-Betancourt, R. (2009). De la importancia de la filosofía intercultural para la concepción y el desarrollo de nuevas políticas educativas en América Latina. En S. Oloskonka y J. J. Obando (Eds). Interculturalidad crítica y descolonizacón. Fundamentos para el debate. (pp. 167-183). La Paz: Instituto Internacional de Integración.

Del Castillo, G. (13 de Enero de 2014). GRUPO ARUNTANI: Apunta a extraer oro y plata en México. (M. Ampudia, Entrevistador) Obtenido de https://proactivo.com.pe/grupo-aruntani-apunta-a-extraer-oro-y-plata-en-mexico/

Ministerio de Cultura. (25 de Mayo de 2020). Plataforma digital única del Estado Peruano. Obtenido de Plataforma digital única del Estado Peruano: https://www.gob.pe/institucion/cultura/noticias/165703-ministerio-de-cultura-rinde-homenaje-al-ingeniero-guido-del-castillo-echegaray-presidente-y-fundador-del-museo-de-minerales-andres-del-castillo

Orihuela Quequezana, R. (22 de Noviembre de 2021). Connesctas. Plataforma periodística para las Américas . Obtenido de Connesctas. Plataforma periodística para las Américas : https://www.connectas.org/especiales/contaminacion-minera-rios-peru/

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.